TIPS PARA CORREDORES

La rodilla de corredor

Conocida también con el nombre de síndrome de la cintilla iliotibial es una de las lesiones más características del corredor de fondo tanto que se le denomino a este padecimiento como “rodilla de corredor” representando más del 10% de las lesiones por sobreuso asociadas a la carrera y que reprecenta el 22% de la lesiones de la extremidad inferior.

Para el medico del deporte es muy común escuchar en corredores sobre un dolor en la parte lateral de rodilla, difícil de describir, que se presenta únicamente al correr y que normalmente lleva con ella muchos meses antes de buscar la consulta lo cual que obliga al deportista a parar de la práctica.

La banda iliotibial es una estructura fibrosa plana, en la que se insertan dos músculos el tensor de la fascia lata y el glúteo mayor y que se origina de la cresta iliaca en la cadera hasta la parte lateral superior de la tibia. El rozamiento continuo de la banda sobre el epicóndilo lateral femoral con la flexión y extensión repetida de la rodilla durante la carrera puede provocar inflamación de la zona.

    Los síntomas pueden ser:
  • El síntoma más característico es el dolor que va aumentando a medida que progresa la actividad que se ubica en la cara lateral de la rodilla, que no es específico en un punto en la mayoría de las ocasiones y que suele acompañarse de chasquidos en la zona.
Las causas pueden ser:

Varios factores puede provocar la inflamación de la cintilla iliotibial:

  • Correr sobre terreno inadecuado muy duro o demasiado blando.
  • Tener debilidad de los músculos que separan lateralmente la pierna.
  • Presentar diferencias de tamaño de las extremidades. 

  • El sobreentrenamiento o la mala planificación del mismo

  • Tener un calzado inapropiado para la carrera

  • IQue la banda iliotibial este retraída que es significa tener poca elasticidad de la banda iliotibial.

Prevención:
  • Los ejercicios de estiramiento específicos para cintilla iliotibial antes y después de la práctica deportiva.
  • Tener una planeación de entrenamiento adecuada en distancia a intensidad.
  • Establecer bien los periodos de descanso durante cada semana de entrenamiento.  

  • Variar el terreno de entrenamiento evitando el terreno duro siempre o muy suave.

  • Revisar que el calzado sea el más adecuado y se encuentre en condiciones aun de uso para entrenar.

  • Llevar ejercicio de fortalecimiento de los músculos abductores de cadera.

Bibliografía: Fredericson M., Weir A.: Practical Management of Iliotibial Band Friction Syndrome in Runners; Clin J Sport Med 2006; 16: 261-268. Hamill J, Miller R, Noehren B, Davis I. A prospective study of iliotibial band strain in runners. Clin Biomech. 2007;23:1018-25 Frederickson M, Weir A. Practical management of iliotibial band friction syndrome in runners. Clin J Sport Med. 2006;16:261-8. Ellis R, Hing W, Reid D, Iliotibial band friction syndrome – A systematic review. Man Ther. 2007;12:200-8. Fairclough J, Hayashi K, Toumi H, Lyons K. Is iliotibial band syndrome really a friction syndrome? J Sci Med Sport. 2007;10:74-6.